SIN SUERTE

13.2.09


A pesar de jugar un buen partido, San Martín no tuvo suerte, no aprovechó las oportunidades ofensivas que generó, sobretodo Roberval, y pagó caro las distracciones en defensa, ya que cada error terminó en gol tucumano. No hay que crucificar a nadie, pero el Verdinegro está peleado con la vida y cosas como esta pueden pasar, de dominar al rival y perder por goleada. Craviotto deberá trabajar en la mente de los jugadores, en tener más seguridad, confianza, compañerismo y motivarse porque no todo está perdido. La parte ofensiva, la parte de creación de juego están bien y seguramente, si jugadores como Roberval, Zárate o en el arco Pocrnjic continuan con buen nivel los resultados positivos tarde o temprano van a llegar.
 
El partido comenzó con San Martín atacando mucho, con constantes corridas y centros de Sandoval, que llegaban a Roberval. La banda derecha era un flanco débil del Decano, por eso mientras avanzaba el encuentro fue la única forma de llegar al arco de Ischuk, ya que Atlético se cerraba en el medio, con Granero llevando el estandarte de la contención y recuperación. Que podemos decir sobre el brasilero Roberval, simplemente la rompió ayer, dejaba en rídiculo cada vez que tenía la pelota a los defensores tucumanos, sin embargo, no tuvo profundidad, se obsesionó con derrotar a Ischuk, desperdiciando muchas chances de gol.

Después de una gran jugada de Roberval, queda mano a mano con el arquero pero falla en la definición. Ischuk saca rápido, combina con Granero, que ve desmarcado a Montiglio y se la pasa. El volante tucumano supera a Precone (pálido debut del ex-Chacarita), quien lo baja en el área chica. Por lo visto en el partido era injusto, San Martín merecía estar ganando y ahora quedaba en desventaja. El penal de Sarría aseguraba el 0-1 para Atlético, siendo un duro golpe para el ánimo y motivación sanjuanina.

Por suerte, el Verdinegro no renunció al ataque, continuó avanzando por la banda de Sandoval, ya que Demattei no regresaba a defender y por eso Páez y Azconzábal debieron cometer muchas faltas. San Martín no sacaba ventaja de los constantes tiros libres y todos se perdían en la línea de fondo, o eran despejados por la barrera. Parecía que el primer tiempo terminaba con toda la bronca por no haber marcado al menos al gol, por suerte una nueva jugada iniciada por Sandoval, quien recupera el balón en media cancha, se la da a Roberval que aprovecha la caída de su marcador al momento de recibir la pelota y queda con el camino libre para definir ante Ischuk. El moreno remata y pega en el palo, afortunadamente apareció Zárate para el rebote y mandarla a guardar. 1-1

San Martín igualaba el marcador y parecía estar mejor para los minutos restantes, sin embargo, los errores se pagan caro. Porque Atlético sacó rápido del medio, Rodríguez pasó entre medio de Décima y Torresi sin que estos reaccionaran y cuando ya había despertado la defensa, Lujambio tenía la pelota, superaba a Pocrnjic y marcaba el 1-2 con el arco a su merced. La alegría duró poco, nuevamente un horror en la marca y olvidarse del partido costaba la desventaja.

La segunda mitad continuó con el dominio y presión de San Martín, con intentos constantes de Roberval, como dijimos, estaba obsesionado con derrotar a Ischuk y trató de ponerse el equipo al hombro, las jugadas de peligro siempre pasaron por sus pies.

El árbitro estuvo bien en echar a Precone y Musto, a los 55' por los tumultos entre jugadores de ambos equipos, a pesar de la polémica en la semana porque había dirigido a Atlético en el partido anterior, no hubo algo manifiesto en contra de San Martín, las divididas incluso fueron mucho más para nuestro equipo que para los tucumanos.

San Martín de a poco fue cayendo en la resignación, porque mientras más intentaba, más presionaba y metia en su arco al Decano estos tenían suerte, e incluso, en el único ataque del local en la segunda etapa, consiguen el tercer gol. Tiro de esquina de Sarriá, cabezazo de Páez en primera instancia, y luego Rodríguez que supera a Herrera en el salto. Pocrnjic poco puede hacer para evitar la anotación y que el encuentro se acabara.

La última llegada del Verdinegro estuvo en los pies de Raul Damiani, quien tras un gran pase de Husaín remató bien, sin embargo Ischuk logró desviar el balón al córner y evitar el descuento, hubiera sido mucho más justo para como fue el partido.

El equipo tiene la pelota y genera fútbol, juega a ras de piso y tiene hombres desequilbrantes. Lo que falta es tener mayor convicción a la hora de llegar al arco contrario, pensar mejor las jugadas y que los delanteros estén más finos cuando tengan oportunidades claras. El próximo partido será el lunes 23 en San Juan, cuando San Martín reciba a Quilmes. Hay que mantener el nivel en la ofensiva, pero también hay que mejorar mucho los retrocesos y la forma de defender, sino muchos partidos ganables se nos irán de las manos sin que el Verdinegro pueda evitarlo.
 

San Miguel de Tucumán, 12 de Febrero
Nacional B 2008-2009
Fecha 20

 Atlético Tucumán 3
Claudio Sarriá -p-, Josemir Lujambio, Luis Rodríguez
San Martín de San Juan 1 
Cristián Zárate

4 Comments:

Esteban said...

todavía está jugando "la furia" (!) Husain??? que increible...
roverval es el brasilero que armó quilombo en la pretemporada???

christian said...

hola soy christian creador de http://futbolargentinosolo.blogspot.com y queria proponerte un intercambio de link haci nos visitamos mutuamente bueno espero que me agreges a tus enlaces avisame asi te agrego
nos vemos.saludos

Husky Siberiano said...

La Furia todavía juega, y sí, Roberval casi se va del plantel hace unas semanas por el lío con el DT y los demás jugadores, en fin, le dieron la chance y está respondiendo

Anónimo said...

BUENO, HOLA YO LES DIJE, SANDOVAL, LES DARÁ MUCHAS ALEGRÍAS,ES UN GRAN JUGADOR, CON HAMBRE DE GLORIA........ Y TIENE CONDICIONES...K CRAVIOTTO LE DEJE PATEAR LOS TIROS LIBRES...TAMBIÉN, O NO SABE COMO LE PEGA SANTI ?????